CarlosBuceo.com

El agua cubre más del 70% de la superficie del planeta (80% en el hemisferio sur y 61% en el hemisferio norte). Aún así, la mayoría de nuestro conocimiento del mundo acuático se refiere a profundidades menores de 90 metros.

El mar es el principal sustento de la vida de este planeta. De él surgió y gracias a él la mantenemos. Es nuestra principal fuente de recursos alimenticios, aunque no olvidemos que, su capacidad de regenerarse, es limitada.

Así pues, la sobre-explotación pesquera, los vertidos de materiales tóxicos y la destrucción del litoral, están poniendo en peligro el corazón del planeta y con ello la vida.

Como buceadores tenemos la suerte de vivir en primera persona el espectáculo de los fondos marinos. Vemos el efecto, casi inmediato, que tiene sobre la vida acuática la restricción o el consentimiento de la pesca en una zona determinada. Vemos el efecto nocivo de los vertidos, no sólo industriales, sino también a pequeña escala, encontrándonos en nuestras inmersiones bolsas de plástico, neumáticos, botellas y un sinfín de objetos arrojados por el hombre y que dañan al medio. Vemos el daño que hacen estos objetos, al igual que aparejos de pesca abandonados, sobre la vida…

Por tanto, como buceadores tenemos la obligación y el deber moral de proteger nuestros océanos, en primer lugar, durante nuestras inmersiones, tratando de que nuestra presencia no altere el normal devenir de la vida acuática.

clone tag: -7432385544074612790

ZOEA hace firmar a todos sus buceadores el siguiente decálogo que todos deberíamos cumplir:

DECÁLOGO ZOEA DEL BUCEADOR RESPETUOSO CON EL MEDIO MARINO

  1. No tires residuos (papeles, plásticos, colillas, etc.) al mar desde la playa o desde el barco. Deposítalos en una bolsa de plástico hasta que acabes tu inmersión y tírala en una papelera o contenedor.
  2. Cuando veas basura en el fondo del mar recógela, llévala a la superficie y deposítala correctamente. Otros buceadores imitarán tu comportamiento.
  3. Mantén un buen control de la flotabilidad. Si evitas tocar el fondo o aletear cerca de él no dañarás a los organismos que viven en el sustrato.
  4. Trata de no rozar las paredes cuando bucees por sitios estrechos porque muchos organismos (algas, invertebrados, etc.) viven adheridas a ellas.
  5. Reduce tu tiempo de permanencia en cavidades. Las burbujas de aire pueden resultar letales para muchos organismos.
  6. No levantes piedras.
  7. Evitar molestar a los animales y no les des de comer para no modificar su comportamiento ni sus hábitos alimenticios.
  8. No te lleves ningún recuerdo del mar, piensa que allí estará mejor que en tu casa. Tampoco conchas vacías porque sirven como refugio para otros animales.
  9. Intenta aprender cada vez más sobre el medio marino y favorecerás su protección.
  10. Evita hacer inmersiones en grupos numerosos. Tu concentración será mayor en grupos reducidos y bucearás más relajado.

¡Nos vemos en los mares!

20171104_082942.jpg